Actividad Física

El ejercicio moderado y de forma continuada es una buena costumbre para cualquier persona y durante toda la vida. Si está recomendado en todas las etapas de la vida, en el embarazo lo es de manera especial.

Las actividades de ocio, tanto en casa como al aire libre, son muy aconsejables y las puedes realizar hasta el final del embarazo. Aprovecha cualquier ocasión para moverte y respirar aire puro, dando un paseo por el barrio, parque, el campo, la playa…

Puedes practicar aquellos deportes que no supongan esfuerzo o movimientos bruscos y que no sean competitivos. Vienen bien la natación, andar… Es recomendable que se realicen al menos tres veces por semana, sean de corta duración y no te provoquen cansancio.

Descargar Guía de Recomendaciones para la Promoción de Actividad Física (4167 KB)