Bebés con necesidades especiales

Foto de un recién nacido

La mayoría de los padres y las madres cuyos hijos e hijas tienen necesidades especiales suelen preguntarse lo siguiente: “¿Sabré educar a mi bebé?”, “¿podré darle todo lo que necesita?”. Quizás no hayáis caído en la cuenta de que estas preguntas son las mismas que se plantean todos los padres y las madres del mundo, tenga o no su bebé necesidades distintas a las habituales. Es normal sentirse inseguro con la llegada del bebé, y es normal que estos sentimientos de inseguridad sean mayores cuando la o el bebé presenta necesidades especiales.

El cuidado y la educación de un niño o niña con necesidades especiales se parece en muchas cosas a la forma de criar y promover el desarrollo de cualquier niña o niño, porque un hijo o una hija con especiales dificultades necesita las mismas cosas que cualquier niño o niña: sentirse querido y querida, ayuda y apoyo incondicional, un ambiente ordenado y estimulante, relacionarse con otras personas...

La diferencia se encuentra en que, para satisfacer todas estas necesidades, vuestro hijo o hija va a necesitar más ayuda y apoyo que otros niños y niñas.

Información elaborada a partir de: Programa de Salud Infantil y Adolescente de Andalucía.