Cordón umbilical

El cordón umbilical puede tardar en caerse de 6 a 15 días. Hay que mantenerlo limpio y seco. Normalmente el cordón se cae entre el octavo y el décimo día; y algo más tarde, entre el día 12 y el 15, en bebés que nacen por cesárea, cuando el cordón es muy grueso o cuando el bebé tenga mucho peso.

El cordón debe secarse y caer espontáneamente. Si tiene humedad excesiva, infección o un mal cuidado, el proceso puede retrasarse. Si el retraso es muy prolongado consulte con su pediatra.

El ombligo puede mojarse aunque aún no se haya desprendido el cordón; lo que hace falta es que, cuando se moje, se lave debidamente y se seque bien para evitar infecciones.

Información elaborada a partir de: Documento de Salud Infantil y Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía. Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.