Fiebre

La fiebre es una elevación de la temperatura corporal, por encima de los límites establecidos como normales. En condiciones normales, la temperatura corporal cambia según día, hora, ambiente...

Como norma general se considera que un niño o niña tiene fiebre cuando la temperatura es mayor de 37,5 grados si se toma en la axila o 38 grados si se hace en el recto

La fiebre no es una enfermedad. Es una reacción normal del cuerpo, casi siempre provocada por una infección por virus y, menos veces, por bacterias. En realidad, se trata de un medio de luchar contra la infección y activar las defensas del organismo.

Información elaborada a partir de: Proceso Asistencial Integrado Fiebre en la Infancia. Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales