Frente al calor

Niños y niñas, y sobre todo, cuando son bebés, son más susceptibles al exceso de calor ambiental porque tienen menos peso, producen menos sudor que los adultos, su temperatura corporal sube más deprisa y se adaptan peor a las altas temperaturas.

Por estas razones, cuando llega el calor, es necesario seguir una serie de recomendaciones frente a las altas temperaturas.

Información elaborada a partir de: Cuidado de la salud frente al calor, Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales