La importancia de jugar al aire libre

La importancia de jugar al aire libre

Durante el verano aumentan las horas de luz para realizar actividades lúdicas y de juego al aire libre, en un ambiente natural. Los juegos al aire libre enseñan a compartir y a poner en perspectiva a niños y niñas respecto de su lugar en el mundo y de las ventajas que el mundo natural ofrece al mundo humano.

Jugar al aire libre estimula la curiosidad y la autonomía infantil, la solidaridad y el aprendizaje cooperativo, la autoestima, la capacidad de adaptación y los lazos afectivos.

El juego de niñas y niños puede desarrollarse, en el caso de vivir en un entorno urbano, en los parques habilitados para ello.

Recuerde: ir al parque, plantar un árbol o una maceta, hacer una excursión o pasear por la playa son actividades que estimulan y ayudan a los niños y niñas a explorar el mundo que les rodea.