Menores que necesitan familia

Acoger, adoptar, ayudar a niños, niñas y adolescentes que necesitan familia en Andalucía

Algunos niños y niñas que no pueden ser cuidados por sus padres o madres se integran en otras familias que voluntariamente les abren sus puertas y su corazón. Durante el acogimiento, la adopción y la ayuda a través de la colaboración con menores que residen en centros de protección, se les brinda la oportunidad de dar y recibir cariño así como de formar parte de una familia que les dará el amor, los cuidados y la atención que necesitan.

Crecer en familia es el mejor contexto para ayudar a reparar el daño sufrido en la infancia. En la actualidad, aunque existen familias dispuestas a cuidar y atender a niños, niñas y adolescentes en situación de desprotección, no todas las que se necesitan.

La buena integración en el nuevo contexto familiar depende de varios elementos o factores: la participación, la colaboración y el buen entendimiento de muchas personas distintas que comparten como objetivo común el bienestar del niño o la niña.

La familia biológica y la adoptiva, acogedora o colaboradora, tienen una gran importancia para el niño o la niña porque cubren sus diferentes necesidades. También son importantes los equipos de profesionales del sistema de protección a la infancia porque ofrecen apoyo a todas las partes.

La convivencia en la familia ayuda a los niños y a las niñas a:

  • Establecer vínculos afectivos que enriquecen su propia historia vital.
  • Crear un sentimiento de pertenencia a la familia, sintiéndose “una parte más”.
  • Sentir que se les acepta, protege y quiere.
  • Construir una imagen propia y una autoestima saludables, sentir que se les valora.
  • Desarrollar su identidad a partir de su historia de vida.
  • Tener modelos de referencia e imitación sanos y adecuados.

Información elaborada a partir de: Servicio de Medidas de Integración Familiar. Dirección General de Infancia y Familias. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales.