Uso de antibióticos

Los antibióticos son un grupo de medicamentos que se utilizan en el tratamiento de infecciones.  Sólo curan las enfermedades producidas por microorganismos llamados bacterias. Son ineficaces para otro tipo de gérmenes como los virus.

Usar los antibióticos correctamente resulta fundamental. Los antibióticos pueden perder su eficacia si se usan innecesariamente los antibióticos, si se administran dosis insuficientes o  si se suspende el tratamiento antes de cumplir el tiempo necesario.

Hay que tener especial cuidado con el uso de antibióticos en la población infantil. Durante el invierno, muchos niños y niñas presentan  problemas respiratorios o catarros. En la mayoría de los casos no son procesos en los que los antibióticos vayan a solucionar nada.

Información elaborada a partir de: Uso Racional del Medicamento, actuaciones de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.