Lactancia materna

La lactancia comienza después del nacimiento y puede prolongarse tanto como la madre y el bebé quieran, aunque pasados los seis primeros meses haya que introducir otros alimentos para completar la dieta.

Alimentarse del pecho materno es la forma más natural, ya que le proporciona al bebé la cantidad adecuada de alimentos y éstos se encuentran de la mejor forma para que puedan ser digeridos más fácilmente. Por tanto, la leche de la madre es el mejor alimento para el bebé.

Durante el embarazo, es conveniente ir pensando qué tipo de lactancia se desea para vuestro hijo o hija. Esta decisión se debe de tomar después de informaros de las ventajas e inconvenientes de cada tipo de lactancia.

No obstante, sea cual sea la elección, lo más importante para el bebé, además de la leche, es que reciba todo vuestro cariño y ternura.

Información elaborada por la Comisión de Lactancia Materna del Hospital Universitario Virgen del Rocío:
Vídeos

Información relacionada

Información elaborada a partir de: Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía, Plan Integral de Obesidad Infantil de Andalucía. Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.